domingo, 12 de diciembre de 2010

Cultivo





Las semillas de adormidera (Papaver somniferum L.) pueden germinar en otoño o en primavera. Si lo hacen en otoño, las plántulas detienen su crecimiento durante los meses más fríos del invierno y prosiguen en primavera. Para auto cultivar adormidera resulta, en mi opinión, más fácil germinar las plantas a finales del invierno. Podemos arar el terreno y sembrar a partir de mediados o finales de enero y las plantas nacerán en febrero o marzo a más tardar. La amapola necesita temperaturas frías, especialmente por la noche, para germinar. Si la temperatura se mantiene demasiado alta, las semillas no germinan. Por eso conviene sembrarlas en invierno.

La tierra debería ser fértil, suelta y tener buen drenaje. El pH ideal es neutro (ph7). Sin embargo, las amapolas crecen casi en cualquier parte. Es recomendable plantarlas en un lugar soleado y protegido de miradas indiscretas ya que su cultivo es ilegal.

Las semillas de opio son muy pequeñas, llega a haber miles en una sola cápsula madura. Por su pequeño tamaño, no hace falta enterrarlas, basta con esparcirlas por encima del terreno y rastrillarlo ligeramente. Para esparcirlas más homogéneamente se pueden mezclar con un poco de arena y esparcir la mezcla por encima de la tierra. Es mejor regar la tierra antes de plantar que después porque el chorro de agua puede mover las pequeñas semillas. Durante las primeras semanas tenemos que procurar que el terreno permanezca húmedo, para facilitar la germinación. (1)


Recolección
El momento idóneo para recoger el látex de la adormidera es dos o tres semanas después de que caigan los pétalos. En este momento el contenido en látex es máximo, más adelante van perdiendo látex al tiempo que maduran las semillas. Toda la planta contiene alcaloides, desde la raíz al tallo o las hojas, sin embargo en las cápsulas inmaduras se da la mayor concentración de principios activos,

En cuanto se realizan los cortes, el opio (líquido) fluye y forma gotas sobre la superficie de la cápsula. A medida que se seca, el opio espesa y se vuelve de color marrón. Normalmente se hacen los cortes por la mañana y se recoge el opio por la noche ya que parece que por la mañana el contenido en morfina en las cápsulas alcanza su punto máximo. En otros países se corta a mediodía y se recoge a la mañana siguiente.

Cuando el opio se ha secado, se rasca de las cápsulas con una cuchara o un cuchillo y se guarda en un pequeño contenedor o formando una bolita que se puede envolver en los pétalos de la adormidera. En realidad, no es necesario dejar que el opio se seque para recogerlo de la cápsula. Se puede coger fresco y luego dejarlo secar.

En la India, único país donde se cultiva opio legalmente a la manera tradicional, el látex se recoge en grandes cuencos y se extiende en bandejas para que se vaya secando al sol. Se remueve varias veces al día para que se seque de forma homogénea. Cuando el agua se ha reducido al 10 por ciento (en el opio fresco hay un 50 por ciento de agua) se forma una bola con el opio y se guarda, listo para consumir.

De la adormidera también se utilizan las semillas, de las que se extrae un aceite o se usan enteras en repostería. Una cápsula seca de Papaver somniferum pesa en torno a los siete gramos y contiene de 11.000 a 12.000 semillas que pesan entre 3 y 4 gramos. (1)


Bibliografía:
(1)   José T. Gállego. 2001.Opio. En línea Fecha de consulta 15/noviembre/2010.Disponible en: http://usuarios.multimania.es/saludquimicalibertad


video


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada